Por el Maestro Albert Gozlan.

El problema de para liberarse de los demonios, es que ellos están adheridos a la materia, es como cuando uno entra en el mar y ha pasado un barco y ha soltado el petróleo (los residuos que le llamaremos alquitrán), ese alquitrán que es tan difícil de despegar de la piel, pues igual se adhieren los espíritus negativos a la materia, es decir, se pegan.

Entonces ahora la pregunta es:

¿Cómo hacemos para des-adherir a los espíritus negativos de la materia?

Y dice en el génesis fue necesario que el Espíritu de Elokim soplará sobre el mundo.

En el principio de la creación, al crear Elokim el cielo y la tierra – cuando la tierra estaba caótica y desolada, con la oscuridad cubriendo la superficie del abismo y el Espíritu de Elokim cerniéndose sobre la superficie de las aguas – dijo Elokim: “Haya luz” y hubo luz.

Ya desde su principio la Torá plantea el objetivo de la creación: Que haya luz; que con tu luz ilumines la oscuridad de la materia. La primera frase de Bereshit suele traducirse como “al comienzo creó Elokim: Cielo y Tierra“, lo que vendría a establecer el orden cronológico de la creación: primero el cielo, luego la tierra. Sin embargo, Rashi aduce que esa interpretación no se ajusta a la gramática hebrea; y por ende el versículo de ningún modo plantea un orden secuencial. Esta traducción se adapta al planteo de Rashi. Que cielo antecede a tierra es un indicador de que en la interacción espíritu – materia lo primordial son los valores espirituales, aquellos que dan un sentido real a tu existencia

Ahora vamos a descifrar este código. ¿Qué es Elokim?

Es el nombre de Dios Elokim, es la Naturaleza (HaTeva) y la Naturaleza es el Mundo Astral. Pero no te dice el Mundo Astral, te dice el espíritu de Elokim.

Elokim (Dios) = Valor numérico 86

HaTeva (La Naturaleza) = Valor numérico 86

El espíritu de Elokim, que es decir, que las almas que habitan las estrellas y los planetas soplará sobre el mundo, es decir, que hace falta traer a este mundo las almas de los planetas y las almas de las estrellas. ¿Eso cómo se hace?.

Para des-adherir los ángeles dañinos de la materia, os voy a contar una cosa, este mundo no está diseñado para sufrir, porque nos han dicho cómo hacer para no tener obstáculos en la vida y para que la vida nos vaya derecho en todos los aspectos: la salud, el dinero, el amor, los hijos, la inteligencia, etc.

¿Cómo se hace y de dónde vienen los obstáculos?

Vienen de los espíritu malignos que habitan la tierra, que se hospedan en cuerpos humanos, que crean los obstáculos y los conflictos. Y entonces cada vez que tenemos un obstáculo, un conflicto, un enemigo; nosotros creemos que la culpa es del enemigo, la culpa es de un espíritu que ha habitado en el enemigo y que le ha hecho ponerse contra ti, para obstaculizar tu proyecto, o tu objetivo, ¡eso es lo que crea sufrimiento!.

Entonces activar el espíritu de Elokim, es decir, activar las Almas de las
Estrellas
. ¿Con qué se hace?

Pues muy sencillo, nosotros somos un teclado, las estrellas y los planetas son el ordenador, nosotros activamos el teclado con nosotros mismos. ¿Cómo?

Si actuamos con nuestra alma, activamos el espíritu de los planetas y
de las estrellas, si activamos nuestro cuerpo, es decir, la idolatría de solo basarnos en nuestros cinco sentidos y en nuestra lógica, activamos el cuerpo de los planetas y aumentamos la adherencia de los espíritus malignos a la materia. Y no podemos activar nuestra alma como no la alimentemos con la justicia, es decir, con los secretos más profundo de la Torá.

Actuar con nuestra Alma = activar el espíritu de los planetas y de las estrellas. Y se activa alimentando el Alma de Justicia.

Actuar con el Cuerpo = aumentar la adherencia de los espíritus malignos a la materia.

Eso es el alimento de nuestra alma y eso es lo que genera que el espíritu de Elokim sople sobre este mundo, es decir, que se vayan los demonios.

Luego si nosotros somos el teclado, tenemos un botón rojo y un botón verde.

El botón rojo que hace que se adhiera los espíritus malignos a la materia, es cuando nosotros activamos nuestra nuestra vida basada en el mundo material y solo creemos que nosotros resolvemos las cosas materiales actuando sobre la materia, cosa que no es verdad, resolvemos los problemas materiales actuando sobre el espíritu.

Y el botón verde es cuando dejamos que nuestra alma, actúe sobre nuestra vida y cuando nuestra alma actúa sobre nuestra vida, provocamos que el
alma de las estrellas eliminen esas adherencias que hay en la materia.

Los demonios que han venido a este mundo, ángeles dañinos o seres extraterrestres que no tienen cuerpo y que no viven en un mundo material y que para intervenir en el mundo material tienen que hospedarse en personas, tienen una misión, una sola misión, no dejarse ver el mundo celestial o sea impedirte estudiar la cábala ese es su trabajo y como dijo mi maestro lo hacen muy bien.

Liberarse de los espíritus negativos. Por el Maestro Albert Gozlan

Actúa con el Alma y estudia la Cábala

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: