Meditación guiada por el Maestro Albert Gozlan.

De los 72 nombres de Dios, el nombre, número 34 (Lamed He Jet להח)

Los 72 Nombres de Dios, el número 34 (Lamed He Jet להח)
Los 72 Nombres de Dios, el número 34 (Lamed He Jet להח)

Lamed (ל) He (ה) Jet (להח) (ח). Sirve para aprender a romper el ego que tenemos.

Esas letras están escondidas en el Salmo (Tehilim) 98:4, en un texto hebreo que dice:

הָרִ֣יעוּ לַֽ֖יהֹוָה כָּל־הָאָ֑רֶץ פִּצְח֖וּ וְרַנְּנ֣וּ וְזַמֵּֽרוּ

Haríü Ladonay kol-ha’árets pitsju werannenu wezamméru

Cantad alegres a HaShem, toda la tierra; levantad la voz, y aplaudid, y cantad salmos.

Lamed He Jet
Lamed He Jet

En el Salmo 98:4 se ha escondido el nombre de Dios Lamed He Jet, que es el que vamos a Meditar. (Está en el libro “La Kabbalah de la Tefila con Kavanah – Preliminares – El poder de la meditación kabbalística en la oración“, página 111 del Maestro Albert Gozlan).

¿Alguien sabe lo que es el ego?

El ego es cuando la razón de la persona amordaza la chispa divina.

El ego le dice a la chispa divina, tu calladito no me interesas, le dice a Dios no me interesas y le dice a Dios no existes.

Saben lo ridículo que es eso, es tan ridículo como cuando le hablas a un pez, que está en la pecera y le dices sabes: ¿sabes lo que es el agua? y el pez te dice ¡el agua no existe!. El pez está en la pecera envuelto en agua, viviendo del agua, respirando por el agua y viviendo gracias al agua; y que te dice el pez ¡el agua no existe!.

¿Cuándo se entera el pez que el agua existe? Cuando le sacas del agua y se entera lo que era.

El ego es igual, te comportas como el pez en el agua, le dice a la chispa divina no existes, cállate. Eso es una enorme tontería, porque hasta para decirle a la chispa divina cállate, tienes que estar vivo para decirlo.

¿Esa energía vital de dónde te sale? te sale de la chispa divina es una enorme incoherencia, vamos a resolver esa incoherencia.

Lamed He Jet (להח)

Lamed He Jei

Cerramos los ojos los pies paralelos en el suelo.

Las manos, palmas boca arriba sobre las rodillas.

Respiramos tres veces profundamente, inspiramos por la nariz, exhalamos por la boca.

Nos vemos dentro una Estrella David de color oro de muy gran tamaño, en frente de nosotros hay otra Maguen (escudo) David de color oro y se presentan las letras en blanco “Lamed“, la iluminamos, aparece la letra “He“, la iluminamos y la letra “Jei” y la iluminamos.


Ahora unimos las llamas de las tres letras “Lamed He Jei” que son fuerzas de luz, que sale por el pico superior de la Estrella David que actúa de pantalla y es atraída por la Estrella David donde estamos hospedados.

Ahora unimos las llamas de las tres letras "Lamed He Jei" que son fuerzas de luz, que sale por el pico superior de la Estrella David que actúa de pantalla y es atraída por la Estrella David donde estamos hospedados

Baja por el pico superior a la Estrella David, donde estamos hospedados y va entrando a nuestro cráneo, ilumina al cerebro, baja al corazón, ilumina el corazón, baja al hígado, ilumina el hígado, sube al corazón, ilumina el corazón, sube al cerebro, ilumina al cerebro, baja el corazón, sube al cerebro, baja al corazón, cerebro, corazón, cerebro, corazón, cerebro, corazón, cerebro, corazón, cerebro, cerebro, corazón, cerebro.

Expulsamos esta luz por la parte superior de nuestro cráneo por la fontanela y se genera una nube de luz alrededor de nuestra cabeza, por encima, que se descompone en chispas de luz que imantan nuestro aura.

Chispas de luz que imantan nuestro aura

Ahora nos ponemos en coro, ponemos la tierra en el medio y vamos a impactar la tierra de Lamed He Jet (להח) para hacer desaparecer ese ego que tanto daña a la humanidad. Sale una luz violeta de nuestro tercer ojo hacia la tierra y se genera un vapor violeta alrededor de la tierra, que todo el mundo puede respirar, es un vapor de espiritualidad que excluye el ego. Y todos los seres humanos empiezan a respirar esta fuerza de exclusión de ego ahora baja Metatron, Sandalfon y Mashiah para supervisar esta meditación y os dejo hablar libremente con ellos.

El mundo envuelto en violeta con Metatron, Sandalfon y Mashiah

Ahora respiramos tres veces profundamente y abrimos los ojos.

Aprender a Romper el Ego. Por el Maestro Albert Gozlan
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: